Entrenamiento básico de yoga para principiantes

Los practicantes novatos de yoga tienen que aprender a hacer las diferentes posiciones o asanas. En la clase de yoga los principiantes deben repetir las distintas formas que les son difíciles de hacer. Los estudiantes avanzados puedan seguir el entrenamiento de yoga para principiantes. Un entrenamiento típico consiste en secuencias cortas y los estudiantes pueden practicar, ya sea por separado o en conjunto. A modo de practicar un entrenamiento básico puede aprender a realizar las diferentes poses perfectamente.

Los movimientos básicos de yoga son muy útiles para los principiantes que no tienen experiencia previa en la práctica de ejercicios físicos. Estos preparan el cuerpo para la práctica regular del yoga. Cuando el cuerpo se relaja los músculos también están relajados, excepto el músculo que realiza el movimiento. Esto permite a la persona concentrarse en el movimiento del músculo en particular. Estos movimientos básicos se pueden realizar incluso en adultos mayores y también los que tienen diversas dolencias.

Requisitos básicos

Aquellos que quieran realizar la práctica de yoga deben tener al menos 12 años de edad, en algunas partes se permite niños desde los 7 años. Es recomendable practicar yoga en la mañana temprano y todos los días por un mínimo de 30 minutos. Se debe practicar con el estómago vacío y en un lugar libre de distracciones, bien ventilado, limpio y con espacio suficiente. Se requiere de una colchoneta o una alfombra para tenderse en el suelo. Usar ropa suelta, cómoda y limpia para la práctica de yoga. La dieta vegetariana es ideal para los practicantes de yoga, más no es indispensable. El practicante debe tener una fe firme en el yoga y practicar con entrega total. Las mujeres deben abstenerse de la práctica de yoga durante la menstruación, así como el embarazo excepto la práctica especializada para embarazadas.

Una práctica corta.

El entrenamiento de 15 minutos de yoga para principiantes permite a los nuevos practicantes llevarlo a cabo en sus casas o en áreas externas y hacer el cuerpo más fuerte y flexible. Serán capaces de concentrarse y finalmente relajar sus mentes.
Hay que calentar antes de la sesión de ejercicios. El estudiante puede sentarse con las piernas cruzadas en el suelo, en posición vertical y mantener las manos en el regazo. Después de cerrar los ojos, se debe respirar profundamente y de manera uniforme a través de su nariz durante 2-3 minutos. Luego doblar su torso de lado a lado y exhalar a cada lado.

Una vez que el practicante comienza con su sesión de ejercicios debe hacer los movimientos sistemáticamente uno por uno. Debe ser capaz de mantener cada posición durante un tiempo mínimo de 90 segundos.

Orden de los movimientos.

Una postura puede ser la de imitar en la exhalación a una vaca y en la inhalación como un gato. Durante 15 respiraciones estas dos posturas pueden repetirse alternativamente. Posteriormente, se puede bajar de rodillas al suelo, traerlo de vuelta y repetir esta posición durante cinco veces. Algunas asanas o posiciones clásicas podrían ser: el saludo al sol, la vela, la langosta, el arado, etc. Que requieren una mayor preparación por parte del practicante. Por último, debe estar, en posición plana sobre su espalda, cerrar los ojos y respirar profundo durante 2 minutos. Posición que se conoce con el nombre en sanscrito de savasana.

Los principiantes tendrán enormes beneficios mediante la práctica de estos movimientos básicos.